domingo, 22 de enero de 2017

Cruce de caminos

Hoy han resbalado del baúl del pasado, tres perlas (sabios de la vida), han saltado como escapando para colarse en el lienzo del presente, supongo que para tener viva aquellas enseñanzas y recrearlas en la practica.
Siempre he escrito, tengo claro que en algún momento la mirada hacia el camino recorrido se llene de niebla y no me permita ver con claridad lo andado, y ese , justamente ese, es mi legado familiar, mi herencia porque en cada aventura, en la que me embarqué, fue vivida por lo leído, lo escuchado, lo que soñé, lo imaginado y hasta aquello logrado.
Hablo de Dn. Pedro Miranda, quien hace treinta años, en una de las tantas visitas que le hacíamos a su trabajo con su hijo pequeño, nos hizo prometernos que jamás olvidaríamos de donde venimos, aunque llegáramos lejos, siempre recordar las raíces que nos nutrieron.
Hablo del Dr. Furfuri, también, él fue quien nos instruyo en nuestros andares sociales, nos decía: trabajar para el pueblo en su calidad de vida es como ser médico, tienes que apuntar todo lo que te digan, tienes que tener siempre el oído atento a todo, porque es la manera de que conozcas los efectos y puedas ir directo a las causas y comenzar a solucionarlas.
Hablo además de Dn. Víctor Legrotaglie, quien en una vendimia de Las Heras, estando de acomodadora de las autoridades en la fiesta, me dijo: ponme al final, cerquita de las verdaderas reinas, las mujeres lasherinas que cada día salen a buscar el pan para sus hijos.
Quizá muchos de aquellos jóvenes que fuimos no recuerden que tuvimos la fortuna de tener a nuestro alrededor personas que tenían tiempo para hablar con nosotros, los adolescentes de la época, de tener alguien que nos mostrara diferentes caminos y que nos hicieran pensar qué elegiríamos ser.
En tantos años y en cada perla, me fui haciendo, por momentos el mundo giraba demasiado rápido, cayéndome de algún camino y en otras épocas se detenía tanto que rozaba el estancamiento. Y siempre que algo no encajaba, me sacudía y saltaba a otra frase de mis grandes desconocidos.Hoy la linea del tiempo marca todo esto como pasado, aunque en éste lienzo del presente ruedan las mismas enseñanzas, siguen cruzándose los caminos de todos aquellos que me hicieron ver que una cruz de sendas no es un final, es el comienzo de aquello en lo que creemos.

Archivo del blog

AMISTADES

AMISTADES

Compartir

Compartir

Un mundo de posibilidades

Un mundo de posibilidades